Cuales son los Medicamentos para la Diarrea

Estos medicamentos para la diarrea desaceleran la acción del intestino y reducen el número de deposiciones. Habla con tu doctor antes de tomarlos porque pueden empeorar la diarrea causada por infección. Los mejores medicamentos para la diarrea son Antidiarreicos como loperamida (Imodium)Líquidos rehidratantes:  Para la diarrea moderada y grave se pueden usar Enfalyte o Pedialyte.
Medicamentos para la Diarrea
 

¿Qué causa la necesidad de medicamentos para la diarrea?

Las causas más comunes de diarrea incluyen:
  • Contaminación por bacterias en alimentos o agua
  • Virus como la gripe, el norovirus o rotavirus. El rotavirus es la causa más común de diarrea aguda en niños
  • Parásitos: Pequeños organismos que se encuentran en alimentos o agua contaminados
  • Medicamentos como antibióticos, medicamentos contra el cáncer y antiácidos que contienen magnesio
  • intolerancia y sensibilidad a ciertos alimentos: Problemas para digerir ciertos ingredientes o comidas, como la intolerancia a la lactosa
  • Enfermedades del estómago, el intestino delgado o el colon, como la enfermedad de Crohn
  • Problemas del funcionamiento del colon, como el síndrome del intestino irritable
 

El tratamiento de la diarrea

Corrección de los déficits de agua, electrolitos y equilibrio ácido-base. En formas leves o moderadas, debe hacerse siempre por vía oral: la eficacia de la rehidratación oral y la tolerancia a la reintroducción de la dieta y la ganancia de peso es superior frente a la hidratación intravenosa. En los casos más leves (en los que se mantiene la alimentación), la ingestión de suplementos líquidos en forma de agua, tisanas o refrescos puede ser suficiente; si se ha suprimido la alimentación, se pueden utilizar diversas soluciones orales diseñadas para tratar la diarrea infecciosa. Las soluciones para deportistas no deben utilizarse, porque resultan hiperosmóticas. Nutrición adecuada: En contra de algunas creencias establecidas, en la mayoría de los casos de diarrea no es necesario establecer un reposo estricto del intestino; la supresión de la alimentación en los niños puede conducir a una pérdida diaria del 1-2 % del peso corporal (sin contar las pérdidas fecales) que puede poner su vida en peligro. Aunque la absorción intestinal está reducida en la diarrea, no está totalmente abolida, y se absorbe una proporción no despreciable de principios inmediatos. De hecho, la evolución de los pacientes nutridos es mejor que en los que ayunan (menores pérdidas fecales y menor duración temporal). En la mayor parte de los casos, la diarrea cede en pocos días con medidas sencillas, como evitar alimentos que aumenten el volumen de las heces y la motilidad intestinal (vegetales, pieles de frutas o verduras, grano entero de cereal…). También es recomendable la ingesta de determinados microorganismos que ayuden a restablecer la flora intestinal, como los yogures con bifidus o preparados de levaduras como el Perenterol.​ Por otro lado, en la afección generalizada del intestino, debe evitarse la leche y derivados, porque suele producirse un déficit de disacaridasas, que impide la digestión de la lactosa y empeora la diarrea. Tratamiento sintomático de la diarrea y los síntomas acompañantes: hay algunos medicamentos con actividad antidiarreica, que pueden ser beneficiosos, pero pueden estar contraindicados en algunos casos.​ Tratamiento específico del agente o factor responsable de la diarrea: en algunos casos, puede ser recomendable el uso de antibióticos (ver más abajo, en el apartado “Antibioterapia”).